¡Hola mis guapísim@s!, ¿Qué tal todo?, espero que todo fenomenal. Bienvenid@s al blog: Cosmética Natural Belleza y Bienestar SHEN. En esta entrada, desde SHEN Cosmética Natural de Culto Ancestral os daré unos consejillos sencillos, de técnicas de respiración encaminadas a la Belleza, para que consigáis lucir todavía más, haciendo lo que hacéis todos los santos días de manera automática…Respirar.

Hoy me enrollaré menos en la introducción, con lo cual, vamos a por ello mis divin@s…

Es de conocimiento general que la dieta equilibrada y el ejercicio regular son necesarios para mantener el cuerpo sano, fuerte y esplendoroso.

Sin algo de ejercicio o actividad física, el cuerpo va perdiendo “tono”, se desafina, como una guitarrilla cuyas “cuerdas” pierden tensión. Sin una dieta sana, careceremos de los nutrientes necesarios para mantener la vitalidad y la plena salud.

Para mantener y mejorar la vitalidad y la salud también son de vital importancia: la respiración, respetar la digestión, tener hábitos correctos de descanso y relacionarnos con personas “poco tóxicas”. Todos estos factores también son muy importantes para el correcto funcionamiento y equilibrio del cuerpo humano, pero son usualmente pasados por alto y solo nos centramos en dieta, ejercicio, dieta, ejrcicio… y son solo una parte de ese todo que denominamos bienestar. Hoy nos centraremos en la respiración.

Los ejercicios de respiración están orientados a activar el músculo del diafragma, expandir los pulmones, mejorar la mejor oxigenación de los tejidos y  aobtener una relajación corporal de una manera natural.

Respirar es vivir…me he quedado calva ¿eh? Cierto es, que aprender a utilizar adecuadamente la respiración ayuda a nuestro cuerpo a recibir más oxígeno y a eliminar también mayor cantidad de dióxido de carbono, lo que nos aporta varios beneficios, entre ellos: bajar la presión arterial, disminuir el ritmo cardíaco y una mayor eliminación de toxinas.

En épocas de crisis emocional o en otros momentos cruciales de aflicción o de dolor físico suelen darnos el consejo siguiente: “respira hondo y cálmate”. Es una recomendación muy sensata, si supiéramos realmente “respirar hondo” de manera efectiva.

Únicamente dilatar el pecho e intentar llenar los pulmones con más aire del habitual, no resulta útil, el objetivo es dirigir aire hacia lo más “profundo”.

El diafragma es un músculo importante en la respiración; cuando desciende, el aire es absorbido por los pulmones. Al inspirar, el aire entra por la nariz o por la boca y se dirige a los pulmones por la tráquea. Los pulmones transfieren el oxígeno del aire inspirado a la sangre, para que ésta lo transporte hasta los tejidos. El dióxido de carbono que se forma en este proceso es transportado de nuevo por la sangre hasta los pulmones y se expulsa al exhalar.

Una forma sencilla de mantenernos saludables, vitales y bellas es a través de la respiración.

Os describo a continuación, una técnica muy sencilla:

Ponte cómoda, presta atención a la posición de la lengua, que ha de estar relajada y apoyada en los dientes delanteros para no obstruir el flujo de aire en el fondo de la garganta. A continuación inspira mientras sientes como se va inflando tu abdomen, tu estomago, la parte inferior de los pulmones y luego toda la parte superior de estos. Ahora, de manera suave y tranquila realiza la operación inversa. Expulsa lentamente el aire desde la parte superior de los pulmones hacia el abdomen. Así de sencillo.

Una vez sabes respirar “hondo” lo puedes aplicar a cualquier situación y en cualquier momento de tu vida.

Si quieres sentirte más radiante y relajada, ¿por qué no invertir unos minutos en ello?

Aplica la respiración para potenciar tu belleza natural y oxigenar bien tus tejidos.

A continuación te describo otra técnica a seguir, con que repitas la respiración abajo descrita de 10 a 15 veces es suficiente:

– Sujeta un espejo ante tu rostro o sitúate delante del espejo del cuarto de baño.

Mírate en él espejito de la “bruja” e. inspira tranquila y profundamente, hasta que no puedas introducir más aire, a continuación exhala todo el aire lentamente.

Mírate intensamente a los ojos mientras inspiras larga y profundamente y exhalas de nuevo. Sonríe e inspira otra vez tranquila y profundamente, y exhala lenta y regularmente por la nariz, mientras ves como cada vez estás más guapa.

Inspira mientras sientes como te envuelve ese sentimiento de belleza y amor hacia ti misma y exhala suavemente de nuevo.

Sonríe abiertamente mientras realizas otra respiración. Inspira y exhala mientras continuas sonriendo.

Una vez termines tus respiraciones, mira como te chispean los ojos, ¿ves como emiten un brillo y una belleza “especial”?… ahora sí que estas absolutamente radiante!.

Disfrutar mucho preciosas…

Besos y cariños para todas, nos vemos en la próxima.