¡Hola mis guapísim@s!, ¿Qué tal todo?, espero que bien. Bienvenid@s a: Cosmética Natural Belleza y Bienestar SHEN. En esta entrada, desde SHEN Cosmética Natural de Culto Ancestral os hablaré de algo que resulta un tanto extraño: “La creencia en la imperfección de la naturaleza”.

Es muy curioso como a través de la publicidad hemos estado recibiendo un adoctrinamiento totalmente “contradictorio”, y se ha producido durante tanto tiempo (desde siempre), que nos lo hemos creído. Y no es que los consumidores seamos tontos, sino que somos personas que confiamos en la buena práctica e intencionalidad de las demás personas. El mundo no podría funcionar si no confiáramos los unos en los otros, tanto a nivel profesional como a nivel personal. Esto es obvio… ninguna dejaríamos a nuestros hijos en la guardería o iríamos al médico si desconfiáramos y pensásemos que nos pueden ocasionar algún mal voluntariamente. Todas las relaciones humanas se basan en la confianza.

Pero cada vez observamos con mayor frecuencia que los beneficios se imponen sobre el espíritu de servicio a los demás. Hoy tenemos más información de todo; qué es saludable y qué no, qué nos nutre adecuadamente y qué no. Pero ¿qué queremos y deseamos para nosotras y nuestros seres queridos?… pues esta claro: Queremos lo mejor. Cada vez somos más l@s que nos sumamos al consumo ecológico y responsable. Llega un momento en que ya no te valen las cosas de cualquier forma, ni de cualquier manera. Sabes lo que quieres y cómo lo quieres.

En cuanto a alimentación se refiere, puede que a veces lo más aconsejable sea no comerse una pieza de fruta o verdura, dependiendo de los pesticidas y conservantes que lleve.

Es sorprendente… cuando pruebas la fruta y no sabe a nada. Ahora la fruta se compra exclusivamente por la apariencia y brillo exterior, es fruta de attrezzo, si pasa tiempo, más de quince días en tu frutero, verás que permanece exteriormente inalterable, hasta que la tocas, resulta estar completamente consumida por dentro… curioso.

 ¿Y qué me decís de las naranjas? Si se las compras a un agricultor ¡no brillan!. Las añaden una capa de cera para hacerlas más atractivas, como si una naranja necesitara “ser maquillada” para gustar. La diferencia se ve en el sabor, el olor y textura natural de los alimentos y los consumidores lo sabemos y cada vez más queremos volver a disfrutar de ello. No hace falta “cambiar” lo que ya es maravilloso… a nosotros ya no nos engañan más.

Con el consumo de otro tipo de productos pasa exactamente igual, dependemos de las buenas prácticas y la responsabilidad de las personas.

En cuanto a cosmética se refiere, estamos tan acostumbrad@s a los productos artificiales y tan desconectados de lo que es un producto natural “sin maquillar”, que nos parece mentira que los extractos florales y los aceites de presión en frío posean propiedades tan increíbles y que sean lo mejor para nuestra piel. Hay millones de pieles que ya están diciendo: ¡Basta de químicos!. Quizá tu piel te está pidiendo ya, amor natural para mejorar, recuperarse o estar cómoda...si es así escúchala.

Tenemos de nuevo, la oportunidad de volver a lo sano y saludable, de probar diferentes texturas, diferentes olores que te pueden transportar a épocas pasadas.

Alimentar y nutrir tu piel, experimentar cómo vuelve a la vida, ver cómo se despierta de nuevo la belleza que siempre ha estado ahí. Sin engaños. Y no, no hay nada malo en la naturaleza en general, y en la tuya tampoco. ¡¡¡El mundo está del revés chic@s!!!. Si yo compro para cenar judías verdes, espero que huelan a judías verdes, sepan a judías verdes y que posean los maravillosos nutrientes que me ofrecen las judías verdes. No quiero que sepa a caramelo, huela a frutas del bosque, tenga las propiedades de un pepino y me dure 3 años… porque entonces desconfiaría, ¿Quién sabe?, lo mismo me daba por pensar que no estaba comprando judías verdes… llamarme rara. Estamos en un mundo donde se nos vende artificialidad como sinónimo de belleza y de calidad, tanto en lo que compramos como en nosotros mismos. Y nosotr@s pensamos que la belleza y la calidad deben estar tanto en lo que compramos como en nosotras mismas.

Afortunadamente cada vez más personas apuestan por la salud y la calidad en la alimentación, la cosmética y otro tipo de productos. Aseguran nutrientes beneficiosos y saludables de verdad, para sus organismos… Chicas, tenemos que apostar e invertir en nosotras mismas, si no, no podremos hacer esto mismo por los demás.

Agradecemos de corazón desde SHEN ESPAÑA, la gran labor búsqueda y difusión de información por la red que realizan muchas personas que aman este planeta y a las criaturas que en el habitan. De esta manera nos enseñan y ayudan a elegir productos de consumo diario de manera más consciente y más libre, con conocimiento.

El saber no ocupa lugar y como dicen en una revista que me encanta por su forma de trabajar, su compromiso y responsabilidad, Organics Magazine: Bienvenidas a la revolución BIO

 Bueno mis guapísimas, después de esto, os deseo mucho amor, abundancia, salud y belleza.

Disfrutar mucho todos los días preciosas…

Besos y cariños para todas.