Hola guapísimas, bienvenidas de nuevo al blog: SHEN Cosmética Natural, Belleza y Bienestar. Esta es la tercera entrada de la serie Belleza Ancestral – Belleza y Cosmética Olvidada.

Hoy “sobre volaremos” la Belleza Ancestral en Africana y Americana y aterrizaremos en la época contemporánea, casi nada.

He reservado la cuarta entrada de la serie para escribir sobre: La Belleza y Cosmética atemporal SHEN. En la que, he sacado mi “brujita interior”, para realizar un “perfume de vida y belleza”. Para ello he mezclado cuidadosamente: las esencias de lo mejor y lo eterno, con el éter divino del interior y la fluencia liviana de la vida. Como base de fijación para este sublime perfume, he usando el amor, que todo lo une por siempre y sin condiciones, independientemente de la naturaleza de los ingredientes. Ahora lo remuevo y digo la palabra, ¡Hágase! y unos rayos y truenos después¡Pedazo de perfume que me ha quedado chicas!¡Solo para nosotras!…una “rociadita”, todos los días y poco a poco se hará la magia en ti, serás “el perfume mismo”, embriagando y llenándolo todo solo con tu belleza y divina presencia…

Como siempre, me voy “volando” de una cosa a otra, por ello sin más demora, despegamos

Belleza y Cosmética Antigua en África

En África se pintaban el rostro, para diferenciar, rivales de aliados¡Como en el fútbol!.

Esto es curioso, ya que hoy en día la cosmética sigue haciendo lo mismo, definir a qué “tribu” perteneces.

Para muchas tribus africanas, el maquillaje va mucho más allá. La riqueza cultural, procedente de más de 3.000 grupos étnicos distintos en este continente es tan grande, que en muchos de sus grupos la ornamentación corporal es una expresión cultural que muestra, las diferencias de sexo (“cucuruchos” de distintos tamaños…supongo), edad, estado civil, religión, etnia, posición social o una determinada circunstancia, trabajo, fiesta, duelo…

En el Chad se conservan petroglifos de 10.000 años de antigüedad que muestran a las Niola Doa o bellas mujeres; cuerpos femeninos adornados con motivos geométricos que aún hoy se observan entre las mujeres locales.

En las tribus nómadas del desierto, las mujeres, para su boda, dibujan su piel con henna, un tinte que se lleva utilizando más de 9.000 años. ¿A que esto os suena?.

Aceites Vegetales de uso Cosmético: Sésamo, Palma y Mantecas como el Karité (INCI: BUTYROSPERMUM PARKII BUTTER). El árbol del Karité, era considerado sagrado y por ello, jamás debía ser talado ni dañado. El Karité, hidrata, suaviza, protege, repara y embellece.

Valoran el color de la piel amarillento como signo de salud y fertilidad…esto lo llamo yo, las cosas extrañas de lo extraño.

La tez sonrojada, no se considera bello en este continente. Se valora la homogeneidad en el tono de la piel y la juventud.

Belleza y Cosmética Antigua en América

En esta cultura la piel de los aztecas era naturalmente morena o color bronce.

Las mejillas eran maquilladas, con tierra amarilla o untadas con una crema que contenía “axin”, una sustancia amarilla obtenida cocinando y aplastando insectos…axin como te lo cuento, aquí no existía el «Raid» todavía.

Las cortesanas compañeras de los guerreros jóvenes, pintaban sus caras con polvo seco y las coloreaban con amarillo ocre o con betún…en esta época, “los escarceos amorosos” debían ser difíciles de camuflar. Imagináis: – ¡Hijo mío tienes la cara llena de betún! ¿Con quién has estado?; – Con nadie mama. Me he “caído” sobre los zapatos de papa; -Serás mentiroso (entre collejas), tu padre lleva mocasines. Otro caso: – Hija mía, ¿Con quién has estado?; – Con nadie mama, he llorado y se me ha corrido el “betún”; – ¡Tienes betún hasta en las bragas!; – No tenia pañuelo y…¡para, para!, otra vez vuelvo al mundo real, que como siempre me pierdo, continuo…

Los pies eran untados con un ungüento de copal quemado, incienso y tintura.

Cabello: algunas tenían el pelo corto y cuando su flequillo, alcanzaba su nariz, era cortado y teñido con barro negro para que dejaran al descubierto su rostro.

Los dientes: Se “tintaban” estos con cochinilla (Pulgones que se alimentan de savia).

Los hombres se pintaban la cara y el cuerpo en ocasiones ceremoniales.

Aceites Vegetales de uso Cosmético: Copaiba (anti inflamatorio, descamaciones de piel y del cuero cabelludo…), Jojoba (nutre y da suavidad y brillo al cabello, regenerador, protege de radiaciones solares, 96% ceramidas, acondicionador…).También la Jojoba, ha sido utilizada tradicionalmente para prevenir la deshidratación y la aparición de arrugas. Calmante suavizante e hidratante, tiene la propiedad, única en el mundo vegetal, de tener características muy parecidas a las de la grasa humana.

La sangre de Drago: Savia o resina de un árbol de la selva de las amazonas con propiedades cicatrizantes, analgésicas, antiviral, antibacteriana y antiséptica.

El Cacao y su manteca, fue inicialmente cultivado por los Mayas del Yucatán y después por los Aztecas. Estos pueblos utilizaban el Cacao en sus preparaciones Cosméticas por sus activos hidratantes, sus polifenoles antioxidantes y sus taninos reafirmantes y astringentes. Es rico en activos protectores, en teobromina, que redensifica la piel, y en fitosesteroles con propiedades anti aging. 

Belleza y Cosmética Contemporánea – Todo tiene su fin ¿o no?…

El “Ideal de Belleza” de la época contemporánea casi todas, ya lo conocéis a través de películas y documentales de principios del siglo XX y posteriores…me acabo de dar cuenta, que he vivido dos siglos en este planeta, el próximo siglo me jubilo, os lo aseguro…luego Dios dirá a donde me tengo que ir, pero me llevare una copia de este Blog por si acaso.

Lo cierto es que en esta época, aparece la “cosmética química” a lo grande, impulsada por los surfactantes que hacen que se pueda mezclar de manera estable “casi todo”.

La cosmética natural y vegetal Ancestral fue menospreciada y “aparcada” y a cambio obtuvimos “sucedáneos” y “sucedáneos de sucedáneos”, todos ellos procedentes de una especie de “boom químico”. Esto favoreció, la aparición de grandes industrias, que podían abastecer al total de la población independientemente de su estatus social. Aunque yo piense que esto no es verdad, no todo el mundo puede usar COSMÉTICA, pero si sus sucedáneos. Recuerda, lo que te das es lo que tu subconsciente cree que debes recibir.

Por reseñar algo curioso de esta época, me parece interesante compartir con vosotras, que un químico francés llamado René-Maurice Gattefosse, comienza a “trastear” con los aceites esenciales. Este señor, comenzó a realizar “experimentos”, mientras trabajaba en la perfumería de su familia y sentó la primera base de la actual Aromaterapia, que es la parte de la fitoterapia que utiliza la esencia de las plantas medicinales para curar.

Curiosidad: Hacia el año 1000 D.C. el médico árabe Avicena, introdujo el sistema de refrigeración en el proceso de destilación, este significativo avance hizo que el proceso de extracción de aceites esenciales ganara en refinamiento y ofreciera un mayor rendimiento.

La esencia es la parte más poderosa de la planta. Descubrió que muchos de los aceites esenciales empleados en los productos de perfumería eran antisépticos superiores a los antisépticos químicos. Sentía una fuerte pasión por las tradiciones milenarias, como nosotros. El la denominaba, la “Tecnología olvidada”.

Nota: A día de hoy encontrar aceites esenciales en perfumes es difícil, ya que han sido sustituidos por las moléculas sintetizadas.

La francesa Margueritte Manry, introdujo los aceites esenciales en el mundo de los tratamientos de belleza, donde se emplean diluidos en pequeñas proporciones, ya que puros muchos de estos pueden ser muy irritantes y hasta cáusticos. Margueritte los utilizaba, por sus efectos rejuvenecedores y reparadores de la piel.

Bueno chicas, espero que este tema, os haya gustado. Recordar que en la próxima os contamos lo nuestro.

Estoy encantada de compartir esta entrada con vosotras y como siempre os deseo:

¡Vida SHEN para todas!